Cualquier pequeño gesto suma para ahorrar unos euros a las maltrechas arcas municipales. Así, en el Ayuntamiento de Recas hemos tomado la decisión de reducir los horarios en los que se mantienen encendidas las farolas del alumbrado público.

Entre las medidas que se están llevando a cabo desde hace unos días está el cambio del horario en el encendido y apagado del alumbrado público. Así, a las 19,45 horas se lleva acabo el encendido y a las 7,30 horas aproximadamente se produce el apagado. Con ello, atrasamos media hora el encendido y adelantamos media hora el apagado, ahorrando así 1 hora de alumbrado.

El objetivo de estas medidas es favorecer el ahorro de electricidad y reducir los gastos municipales. “Se trata de generar acciones que sirvan para controlar el gasto y ahorrar. Cualquier medida que tomemos en este sentido es bienvenida dada la situación económica por la que atraviesan las Administraciones Locales”.  “De cualquier modo, la medida puede ser revisable por cuestiones de seguridad y propuestas vecinales”.

Además, tenemos que destacar que “cualquier actuación, por mínima que sea, suma para sanear las cuentas públicas”. Acciones que, no cabe duda, ayudarán para desarrollar el Plan de Ajuste económico que debemos aprobar las Administraciones Locales antes del próximo 31 de Marzo de 2012 según Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy.