El pasado 26 de abril de 2012 se aprobó en el Pleno Municipal la Ordenanza que regula la protección de los espacios públicos en relación con su limpieza y retirada de residuos. Esta Ordenanza tiene por objeto la regulación de las actividades dirigidas a la limpieza de los espacios públicos y recogida de desechos y residuos sólidos para conseguir las adecuadas condiciones de pulcritud y ornato en los espacios públicos de nuestro pueblo.

En los últimos años se han venido actualizando la normativa estatal y regional en materia de residuos que necesariamente obligaban a actualizar las disposiciones municipales que regulan esta materia.

En el Ayuntamiento de Recas existían dos ordenanzas, la de Medio Ambiente y la de Convivencia Ciudadana que regulaban algunos aspectos generales relacionados con la gestión de residuos. En pleno 2012, la normativa actual y las condiciones socioeconómicas nos obligan a definir un marco más estricto para con la recogida selectiva de residuos que genere seguridad a nuestro medio y que garantice la sostenibilidad económica de nuestro servicio de recogida domiciliaria.

Por otra parte, tras la puesta en marcha del Punto Limpio Municipal es necesario proceder a la reordenación de los servicios que presta así como impulsar su utilización y valorar su coste, además de obtener la procedente autorización administrativa. Tareas que no se llevaron a cabo en el momento de su puesta en funcionamiento y que pueden poner serias trabas a la aplicación efectiva de lo que esta ordenanza pretende regular.

Además, como complemento a esta ordenanza, también hemos modificado la específica de los mercadillos en lo relativo a la limpieza de residuos, horarios y tasa a pagar por la licencia, que sube de 0,60 euros a 1 euro el metro lineal.

Respecto a la recogida selectiva de residuos hemos vuelto a solicitar al Consorcio de la Diputación de Toledo que doten a Recas de los contenedores que por número de habitantes nos corresponden. A esta segunda petición, tampoco hemos obtenido respuesta.