La prioridad del Ayuntamiento de Recas ante la pandemia del COVID-19 desde el primer momento ha sido ayudar a los vecinos desde el punto de vista sanitario, social y económico. Esa ayuda no hubiera sido posible, y a día de hoy no es posible, sin el trabajo y esfuerzo del personal municipal, funcionarios, personal administrativo, policia local, proteción civil, guardia civil, sanitarios, trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio, agricultores, comerciantes y por supuesto a la ayuda de todos y cada uno de los vecinos de Recas con su comportamiento y civismo.
En la fase en la que nos encontramos las circunstancias impiden hacer un reconocimiento en acto público que se llevará a cabo en cuanto las circustancias lo permitan.
Igualmente, somos conscientes del impacto negativo que ha supuesto esta crisis sanitaria en la economía de numerosas familias. La crisis sanitaria por el COVID-19 ha obligado al Ayuntamiento de Recas a adaptarse a un nuevo escenario tomando decisiones cada día, en pleno confinamiento se suavizó la carga fiscal ampliando el periodo de pago del impuesto de vehículo de tracción mecánica y del IBI, somos conscientes de que no es suficiente, por ello el Equipo de Gobierno está estudiando rebajar la carga fiscal de aquellos tributos cuyo informe económico-financiero lo permita sin ahogar la economía del Ayuntamiento para que no se vean mermados los servicios públicos. Como próxima medida, se bonificará el 100% de la tasa de terrazas, que se propondra en próximos plenos y que esperamos que cuente con el apoyo de toda la Corporación Municipal.
El Ayuntamiento de Recas sigue trabajando para adoptar medidas, dentro de sus competencias y de sus posibilidades presupuestarias.

Ayuntamiento