La prioridad del Ayuntamiento de Recas ante la pandemia del COVID-19 desde el primer momento ha sido ayudar a los vecinos desde el punto de vista sanitario, social y económico.
Igualmente, somos conscientes del impacto negativo que ha supuesto esta crisis sanitaria en la economía de numerosas familias. La crisis sanitaria por el COVID-19 ha obligado al Ayuntamiento de Recas a adaptarse a un nuevo escenario tomando decisiones cada día, en pleno confinamiento se suavizó la carga fiscal ampliando el periodo de pago del impuesto de vehículo de tracción mecánica y del IBI, somos conscientes de que no es suficiente, por ello, el Equipo de Gobierno está estudiando rebajar la carga fiscal de aquellos tributos cuyo informe económico-financiero lo permita sin ahogar la economía del Ayuntamiento para que no se vean mermados los servicios públicos.
El Ayuntamiento de Recas sigue trabajando para adoptar medidas, dentro de sus competencias y de sus posibilidades presupuestarias.

Ayuntamiento